¡COMPARTE EL BLOG!

Suscripción vía mail

Ingresa aquí tu email:

Gracias por tu seguimiento

viernes, 16 de noviembre de 2012

La noche nos sorprendió en la cima. Ya habíamos acampado.
Apagamos la luz, huyendo del frío, y las estrellas se nos aparecieron
danzantes y alegres. El silencio barnizó la jungla, nacieron los susurros.
De la nada apareció un tucán en el cielo, cayendo en picado.
Lo último que oímos fue su grito libertario. Después ya no estábamos allí.



2 comentarios:

Jazmín Alejandra dijo...

Nacieron los susurro... y oír un grito libertario! que lindo.

Anais dijo...

Hermoso...

Publicar un comentario

 

Copyright 2010 El coleccionista de silencios.