¡COMPARTE EL BLOG!

Suscripción vía mail

Ingresa aquí tu email:

Gracias por tu seguimiento

miércoles, 16 de mayo de 2012

















16/05/2012

Es muy posible que yo no sea sino tu ángel.
Alguien que inexplicablemente, pase lo que pase,
permanece en tu vida como una estrella en el cielo,
y se ofrece en cuerpo y alma a tu felicidad, y vive para ella.
Esto lo he ido descubriendo con el tiempo, y me sorprende 
igual que a vos. El hecho de que no entiendas por qué 
sigo existiendo de esta forma me vuelve tan mágico… 
Y me da la certeza absoluta de que nadie más en el 
mundo sabría cómo hacerlo. Ni tan siquiera se atrevería.
Pero si el devenir me condena a ser un recuerdo 
en tu vida, lo cual no espero ni deseo, me gustaría 
al menos ser el mejor de los recuerdos,
porque no atesoro más que bondad hacia vos,
que sos una primavera eterna de alegrías.
El trabajo de ángel lo conservo de todas maneras.
Y en esto sí que soy… irreductible.




David Rebollo

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright 2010 El coleccionista de silencios.