¡COMPARTE EL BLOG!

Suscripción vía mail

Ingresa aquí tu email:

Gracias por tu seguimiento

sábado, 12 de junio de 2010


Suena una nota, suena una gota; una palabra, un grito, un murmullo. ¿Cuánto hará que no existe el silencio? Y no hablo del silencio tenso de una discusión, o del silencio circunstancial de una sala de espera, no. Hablo de un silencio absoluto, un silencio etéreo, omnipotente.
Nadie supo describirlo aún, nadie lo oyó y volvió para explicárnoslo.
Vaya donde vaya, escucho mis latidos.
Escucho la sangre bombeada, el estómago gruñendo, las obras en mi mente.
Llegué gritando de dolor y me iré de la misma forma, pero los ilusorios silencios intermedios son los que más me ensordecen.
Hasta en el folio en blanco escucho una voz que susurra.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

me gusta

Hapzoo Prince! dijo...

increíble!!!!!
me encanto!" :D

Hapzoo Prince! dijo...

la música esta bien buena! :D
doble felicitación!!

Publicar un comentario

 

Copyright 2010 El coleccionista de silencios.